La necesidad de rehabilitar la fachada de un edificio suele deberse a:

Deterioro estético del revestimiento de fachada

Aparición de humedades de condensación por un mal aislamiento

Gran pérdida de energía por escaso aislamiento.

Nuestra actuación en el edificio se produce por el exterior, evitando así problemas a los vecinos en el interior de sus casas.

La fachada ventilada es un sistema constructivo de cerramiento exterior constituido por una hoja interior, una capa aislante, y una hoja exterior no estanca. Este tipo de fachada permite acabados duraderos y de gran calidad, y ofrece excelentes prestaciones térmicas.

Publicado: 13 de Noviembre de 2016 a las 21:47