El Ayuntamiento de Valencia ha comenzado la elaboración de los estudios sobre la posibilidad de cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a edificios propiedad de la Iglesia que tengan fines lucrativos. Así lo ha anunciado el alcalde, Joan Ribó, que ha recalcado que la intención no es aplicar esta medida a lugares de culto o finalidad sociales, sino a aquellos que tengan un objetivo comercial.

El primer edil ha aseverado, en declaraciones a los medios de comunicación antes de comenzar el pleno del Ayuntamiento, que “es bueno que todas las creencias religiosas tengan sus lugares de culto y estén exentas del pago del IBI, al igual que lo están las ONG”. Sin embargo, ha hecho notar que “otra cosa” son instalaciones a las que se le está dando un uso comercial.

fuente: kaosenlared

Publicado: 19 de Noviembre de 2016