Santander, 27 mar (EFE).- El Ayuntamiento de Santander prepara una modificación de las ordenanzas municipales que regulan la concesión de ayudas a la rehabilitación de fachadas y a la instalación de ascensores, que se prevé que esté lista en cuatro meses y que contempla un incremento de las cuantías en ambos casos.

El objetivo es, según ha destacado hoy el concejal de Vivienda, César Díaz, incentivar "aún más" a las comunidades de vecinos para la conservación de inmuebles y la mejora de la accesibilidad, con unas ordenanzas que han tenido unos "buenos resultados" y han logrado un retorno en inversión privada de casi 9 euros, por cada euro municipal.

Díaz ha explicado, en rueda de prensa, que esta modificación es fruto del análisis de la evolución que han tenido estas ayudas, que han duplicado su partida en los dos últimos años, pasando de 200.000 euros en 2015 a 400.000 euros en el pasado ejercicio, ha destacado.

La modificación de la ordenanza prevé, en el caso de las fachadas, un incremento de la cuantía de las ayudas entre un 33 y un 50 por ciento, dependiendo del tipo de obra, y la actualización al alza del presupuesto mínimo de las actuaciones subvencionables.

En concreto, este cantidad mínima pasa de 1.800 euros, que contemplaba la ordenanza desde su aprobación en 1992, a los 6.000 euros, aunque Díaz ha precisado que en todas las solicitudes presentadas en los últimos diez años, el presupuesto siempre ha superado esa cifra, por lo que considera "casi imposible" que ninguna obra pueda quedar fuera de estas ayudas.

En el caso de la instalación de ascensores en edificios ya construidos se aumenta la ayuda que pasa del 15 por ciento actual al 20 por ciento del presupuesto de la obra y se modifican los criterios para establecer esa cuantía, introduciendo su cálculo en función del número de plantas del edificio.


fuente: El Diario Montañés

Publicado: 4 de Abril de 2017